✨ ENVÍO GRATIS ✨ a Península a partir de 50€ · Entrega en 48h-72h

0
Tu carrito

¿La miel caduca? Cómo conservar la miel en casa

Imagen representativa de la miel caduca

Cuando algún alimento en casa cambia de aspecto, lo más normal es que haya sobrepasado la fecha de caducidad y lo desechamos.

Sin embargo, hay alimentos que son inmunes al paso del tiempo y no tienen fecha de caducidad. Como, por ejemplo, la sal, el azúcar, el arroz y también la miel.

Seguro que tú también, alguna vez, te has preguntado si la miel caduca. Pues bien, desde el punto de vista formal y de sanidad, la miel tiene una fecha de consumo preferente de dos años, sin embargo, esto no quiere decir que caduque.

Esto es importante saberlo, ya que hay productos que llevan caducidad y otros que llevan consumo preferente.

¿Qué quiere decir esto? Que son fechas de caducidad largas, porque el riesgo para la salud es bajo, pero sí es cierto que con el tiempo pueden producirse cambios organolépticos y fisicoquímicos (acidez, humedad…). Por lo tanto, es obligatorio indicar una fecha de consumo preferente.

Como ya hemos mencionado, la caducidad de la miel realmente es a los dos años, porque su fecha de consumo preferente así lo marca.

Sin embargo, la miel no caduca, pero para que la miel tenga todas sus propiedades y aromas se debe consumir en los primeros dos años.

No obstante, pasados los dos años la miel se podrá seguir consumiendo siempre y cuando haya estado conservada en un lugar seco y a una temperatura correcta. Por lo tanto, puedes tener la miel en tu despensa toda la vida.

Curiosidad: junto a la tumba de Tutankamon (XVIII dinastía, 1336 a 1327 a.C), se encontró un recipiente cuya inscripción exterior indicaba que contenía miel. 

Y no solo eso, sino que la miel a pesar de no mantener todas sus propiedades, sí estaba en un buen estado de conservación y se podía consumir sin problemas.

Es posible que tras tener un invierno, tu bote de miel se haya hecho duro. Aquí te contamos por qué se cristaliza la miel y cómo revertir ese proceso natural.

¿Por qué no caduca la miel?

La razón por la que la miel no caduca son varias. Te las desvelamos a continuación:

–   La miel es higroscópica. Esto significa que la miel tiene un contenido de agua muy bajo, por lo que los microorganismos nocivos no pueden crecer en ella.

–   Alta concentración de azúcares. La miel está compuesta principalmente por fructosa y glucosa.

–   El pH ácido de la miel. El pH oscila entre 4 y 4,5 la mayor parte de las bacterias nocivas prefieren un ambiente neutro o básico.

–   Enzimas de la miel. Las abejas, en el proceso de la elaboración de la miel, aportan diferentes enzimas propias (glucosa oxidasa). Esta misma produce peróxido de hidrógeno que es un potente antimicrobiano que evita el crecimiento de microorganismos.

Por lo tanto, la miel no caduca ni tiene fecha de caducidad. Eso sí, debemos conservarla en condiciones óptimas para que sus propiedades y características aguanten el mayor tiempo posible. ¿Cómo? Aprovechamos para explicártelo.

Imagen representativa de la caducidad de la miel
Imagen por Danika Perkinson

¿Cómo conservar la miel en buen estado?

Para poder seguir disfrutando del buen sabor de la miel, aún habiendo pasado la fecha de consumo preferente, bastará con seguir los siguientes consejos:

Utiliza envases de vidrio

Probablemente, cuando adquirimos miel de manera natural, ya viene en un recipiente de vidrio. Pero si, por el contrario, tienes la miel guardada en un bote de plástico, intenta buscar un frasco de vidrio, ya que sino, no conseguirás conservarla en buenas condiciones.

El plástico se modifica con el tiempo e incluso puede llegar a soltar alguno de sus complementos. Además, los envases de plástico no resisten ni aíslan los cambios de temperatura.

Cierra bien el frasco

Para poder mantener la miel en buen estado, es fundamental cerrar bien el recipiente que contenga la miel. Este endulzante de abejas es muy delicado y absorbe fácilmente los olores y la humedad del ambiente, lo cual puede estropearlo.

Mantén la miel en una temperatura adecuada

La miel es un alimento vivo, que necesita unas condiciones de temperatura adecuadas para evitar que se altere su composición. Por eso, es conveniente buscar un sitio de temperatura ambiental.

Evita tanto el calor como el frío. Lo ideal es una temperatura ambiente entre 18 y 27 grados centígrados.
Esperamos haberte aclarado las dudas que tenías en cuanto a la caducidad sobre la caducidad de la miel.

Desde Dulcimelis esperamos haberte aclarado las dudas que tenías en cuanto a la caducidad sobre la caducidad de la miel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − nueve =