✨ ENVÍO GRATIS ✨ a Península a partir de 50€ · Entrega en 48h-72h

0
Tu carrito

¿La miel engorda? Descubre cuántas calorías tiene

Una imagen representativa de la miel engorda

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen los consumidores es si la miel engorda. Como hay ciertos alimentos en el mercado que engordan y adelgazan, a lo largo de este artículo, queremos aportar nuestro conocimiento sobre las calorías de la miel, y si realmente la miel engorda o no.

La miel es un producto natural muy nutritivo que ofrece grandes beneficios para la salud. No obstante, es considerado como un alimento que puede contribuir al aumento de peso.

Entre las opciones de alimentos o edulcorantes con calorías para sustituir el azúcar, se encuentra la miel como opción más saludable y accesible. Probablemente, este dato no lo tenías, por eso, a continuación, vamos a desmontar el mito de que la miel engorda proporcionando toda la información sobre este endulzante.

¿Cuál es aporte calórico de la miel?

Si comparamos el azúcar con la miel, el sabor de la miel es mucho más dulce que el azúcar. Es por eso que llegamos a la conclusión de que la miel contiene más calorías.

Pero, lejos de la realidad, la miel tiene 304 calorías por cada 100 gramos, mientras que el azúcar cuenta con 387 calorías. La diferencia se encuentra en la proporción de azúcares, puesto que el azúcar blanco es 100% sacarosa.

Para ser más concisos, las calorías de una cucharada sopera de miel son 46 calorías aproximadamente, mientras que una cucharada sopera de azúcar blanco aporta aproximadamente 93 calorías.

Por lo tanto, podríamos decir que las calorías de la miel son similares a las del azúcar, pero, el contenido de calorías de la miel es inferior. ¿Por qué? Porque la miel se utiliza en menores cantidades, debido a que su poder endulzante es mayor.

Por eso, las calorías que obtendremos al usar la miel, siempre son menos que las consumidas con el azúcar.  

¿Qué cantidad de miel se puede tomar al día?

La miel es un alimento hipocalórico, pero obviamente, su efecto en nuestro peso va a depender de la frecuencia y la cantidad que consumamos.

Es más, en muchas ocasiones, culpamos de nuestro aumento de peso al valor calórico que nos pueden aportar ciertos alimentos. 

Sin embargo, puede tratarse de cambios metabólicos en nuestro organismo debido a la combinación de procesos y al estilo de vida y alimentación que seguimos.

Si queremos endulzar, por ejemplo, nuestras infusiones, yogures o ensaladas, la miel puede ser la mejor opción más recomendada y saludable.

Por eso, la recomendación para una persona sana, sin problemas de peso, y que no basa su dieta en un consumo excesivo de azúcares sería tomar como máximo una cuchara pequeña de miel al día, aproximadamente unos 10 gramos/día.

¿Con la dieta puedo tomar miel?

Seguramente ahora pensarás que comer miel engorda, y aunque muchos no lo crean, es posible usar la miel para bajar de peso. 

Es cierto que se recomienda reducir al máximo los azúcares. Pero, reemplazar el azúcar refinado por la miel puede ayudar a conseguir tu objetivo, y sin renunciar a un sabor dulce.

A diferencia del azúcar, la miel es muy nutritiva, ya que aporta vitaminas, aminoácidos, antioxidantes y sales minerales.

Los antioxidantes ayudan a disminuir el estrés, a regular el sueño, y a prevenir, en cierta medida, diferentes problemas de salud.

La miel nos ayuda a reducir la sensación de apetito y el deseo de consumir otros alimentos ricos en grasas y azúcares, por lo tanto, es un alimento ideal para endulzarnos durante la dieta.

Consejo fit: una manera deliciosa de tomar miel es beber agua con canela y una cucharada de miel en ayunas. 

Otra opción es comer una manzana a rebanadas acompañada de media cucharadita de miel o si quieres un desayuno energético, prepara avena natural con leche y miel.

Es importante recordar que la miel industrializada vendida en supermercados no tiene nada que ver con la miel pura de abeja.

Por lo tanto, es importante comprar miel de abeja verdadera para poder beneficiarse de sus propiedades.

En respuesta a que, si la miel engorda o no, depende de la cantidad y el momento en la que se consuma. Lo que sí podemos afirmar es que engorda mucho menos que el azúcar, sea blanco o moreno.

El mito de que la miel de abeja engorda no es cierto. Es un alimento que nos endulza y, a su vez, nos aporta nutrientes muy valiosos para nuestra salud. Es, por tanto, el aliado perfecto para incluirlo en nuestra dieta.

Imagen de Chinh Le Duc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − uno =